23 de febrero de 2010

Móviles y salas de cine

Ni hospitales, ni gasolineras, ni el Metro, ni el trabajo, ni el aula. Ni siquiera la cama. La sala de cine es el único lugar que todavía consigue proporcionarle un pequeño descanso a mi teléfono móvil. Aunque solo sea durante un par de horas. Y todavía hay quien me pregunta si realmente disfruto con el cine...

Share/Bookmark

2 comentarios:

Víctor Blanco dijo...

vaaale
lo cojo

Àlvaro dijo...

Aunque parezca increíble, esta entrada la escribí tal y como está antes de hablar ayer de este tema. No la he editado ni nada.

Publicar un comentario