28 de marzo de 2010

Last days (2005)


Epílogo injustificado

☆☆

Hay historias que, por su propia naturaleza, no pueden ser llevadas a la gran pantalla. O al menos no deberían llevarse. En Last days podemos encontrar un claro ejemplo: los últimos días de la vida de Kurt Cobain, cantante de Nirvana. Con la intención de mostrar su supuesto mundo interior, esta película se convierte en un instrumento vacío que no consigue en ningún momento la empatía con el protagonista. Solamente podemos ver un desfile de imágenes cuyo contenido es lo de menos. Así lo demuestra la extraña estructura que presenta: no importa el orden en el que aparezca nada, pues todo el relato es plano.

En cambio, es innegable el trabajo artístico de esta obra. La puesta en escena, la selección de planos, el vestuario, el sonido utilizado en el bosque... Un film hecho exclusivamente para deleitar los sentidos del espectador, para abandonarse en el interior de su naturaleza y después volver a salir de ella como si nada hubiese pasado en el camino.


Share/Bookmark

2 comentarios:

víctor blanco dijo...

y el fantasma de Cobain separandose de su cuerpo? jejeje

me gusta más Elephant, pero va en esta misma línea

Àlvaro dijo...

En Elephant utiliza una estructura muy similar, pero por lo demás no tiene nada que ver. Un solo plano de Elephant transmite más que todo el metraje de Last days.

Publicar un comentario