29 de abril de 2010

Sala y Salón - Programa 02

Otra semana más, y hasta que los exámenes y las vacaciones nos impidan continuar (algo que ocurrirá antes de lo que deseamos...) os dejo un nuevo programa de cine, que os podéis descargar o escucharlo en la propia web en streaming:

http://salaysalon.wordpress.com/2010/04/29/programa-02/


Share/Bookmark

22 de abril de 2010

Sala y Salón - Programa 01


Tengo el placer de anunciaros un nuevo proyecto que, a partir de ahora y semanalmente, verá la luz gracias a Radio URJC y a un equipo de seis jóvenes promesas de esta Universidad.

Sala y Salón es un programa de cine hecho exclusivamente por estudiantes en el que semanalmente nos acercaremos a la actualidad de las salas. Pero también el mundo de la ficción que vemos en la pequeña pantalla tiene cabida aquí, ya que el panorama audiovisual está transformándose. Las series de televisión están adquiriendo protagonismo en el consumo de masas, y no queremos darle la espalda a esta realidad.

Con toda nuestra ilusión os dejamos aquí el primer programa. Esperemos que os guste.



Share/Bookmark

19 de abril de 2010

L'aubergue espagnole (Una casa de locos) (2002)


When Europe was living a celebration



Realizar un año de estudios en el extranjero puede resultar para muchos (entre los que a veces me incluyo) una decisión difícil de tomar, en la que hay que poner en la balanza ilusiones y esperanzas, pero también miedos y temores. Por ello, las becas Erasmus suponen para muchos afortunados el empujón que necesitan para hacerlo, para meter en una mochila cuatro cosas y terminar rodando por cualquier ciudad europea. En definitiva, malviviendo una experiencia que, sin duda, termina siendo enriquecedora para cualquiera.

En esta comedia se expone la caótica situación de un piso de estudiantes en Barcelona. Mediante anécdotas puntuales se construye un relato sólido que oscila entre la historia de un personaje y la de todo el grupo. Cada uno con su drama personal, y cada uno con su lengua (ya os tengo dicho que evitéis ver películas dobladas, que pierden mucho...) forman un mosaico particular en el que la rutina no puede tener lugar.

Pero esta película va mucho más allá. Al mismo tiempo que en 2002 desde España se cantaba eso de Europe's living a celebration por un popular programa de televisión llamado Operación Triunfo, en Francia se expresaba la misma idea con Una casa de locos, aunque con la suerte de no hacerlo mediante un producto hortera. El sueño europeo comenzaba a solidificarse con la entrada en vigor de la moneda única, y la esperanza de que la unión haría la fuerza todavía no se había evaporado.

"No, no es una historia de aviones que despegan. Aunque sí es una historia de despegues."

La globalización es aquí entendida desde un punto de vista exclusivamente positivo. Si esta premisa puede aplicarse a un concepto tan genérico como puede ser el de un país o el de una nacionalidad, ¿por qué no aplicarlo también al del individuo? De ese modo el sujeto queda retratado como un alma errante que solamente podrá salvarse mediante la adquisición de valores ajenos. La convivencia con desconocidos pasa así a ser una etapa necesaria para la formación de la auténtica personalidad. Si los políticos han logrado hacerlo con los países europeos, será porque realmente no es tan difícil.


Share/Bookmark

13 de abril de 2010

El secreto de sus ojos (2009)


Sí... Pero no



He de reconocer que, en general, el cine argentino no me gusta. Películas tan aclamadas como El hijo de la novia o No sos vos soy yo me resultan vulgares, en contra de todas las constantes recomendaciones que he recibido de ellas. Hasta ahora, Martín (Hache) era la única que me había parecido decente. Hasta ahora, ya que a esa pequeñísima lista puedo incluir a la ganadora del Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Sin embargo, es un cine que sigue sin deslumbrarme.

En El secreto de sus ojos se parte de un caso judicial para ir más allá, para poner en entredicho las rarezas del comportamiento humano que se afrontan día a día. El amor y el odio, la fragilidad del recuerdo, el sentimiento de justicia o la sensación de poder son algunos de los temas por los que pasa esta película. Y, aunque pueda parecerlo, no lo hace de puntillas, sino plenamente, abarcando casi la totalidad de la obra.

Juan José Campanella ha conseguido convertir un guión bastante simple en una obra que irradia optimismo detrás de cada detalle, incluso en aquellos momentos que no deberían hacerlo. Un optimismo que, a modo de moraleja, hace que cada personaje pueda reconciliarse con su propia situación, y también consigo mismo, aunque para hacerlo sea necesario esperar durante años.

El ritmo es, en cambio, bastante desigual, combinando pasajes innecesariamente lentos con otros en los que la cámara no da tregua al espectador. Como magistral ejemplo de esto último destaca el falso plano secuencia que se desarrolla en el interior del campo de fútbol, en el que la cámara se adentra en sus laberínticos pasillos persiguiendo a un personaje a diferentes escalas de planos. Otra secuencia destacable es la del interrogatorio, ya que a pesar de no innovar precisamente en el modo de desarrollarlo, resulta especialmente emotiva, sorprendiendo además la torpeza con la que se desarrolla.

Lástima que en este film el maquillaje utilizado para envejecer a los actores esté tan mal hecho, siendo imposible encontrar en él un ápice de credibilidad. Un rostro con pegotes de un potingue marrón puede transmitir muchas cosas, pero nunca vejez. Hubiese sido mejor haberse limitado a emblanquecer el pelo de los actores.

Entretenida, pero no tanto. Entrañable, pero no tanto. Sorprendente, pero no tanto. Sentimental... probablemente demasiado.


Share/Bookmark