29 de junio de 2010

Air doll (2009)


Pinchazo de plástico




Air doll parte del mismo punto que Lars y una chica de verdad, una película que pasó desapercibida por las salas españolas en la primavera de 2008. Pero los caminos que toma cada una son totalmente opuestos. En Lars... el peso recae sobre un hombre que se siente presionado por su entorno para encontrar pareja, lo que le lleva a comprar una muñeca hinchable para así encontrar su aceptación social. Aquí se intenta abordar un problema similar, pero alejándose por completo del hombre que termina recurriendo al amor artificial y centrándose en la propia muñeca.

Como si de un cuento se tratase, el plástico cobra movimiento y ella comienza a tener sentimientos, mostrados a cualquiera con la única excepción del hombre con el que comparte cama. Poco a poco descubre las pequeñas cosas del mundo exterior, pero lo maravilloso es que a nadie parece extrañarle que una mujer pregunte cosas como "¿Qué es morir? ", intentando traducir las explicaciones que damos a los pequeños para que las pueda entender un adulto.

Al igual que la protagonista, la película se va desinflando según pasa el tiempo, que en algunos momentos parece prolongarse indefinidamente. Lo que pretendía ser una reflexión sobre la innecesaria soledad humana se convierte, sin darse cuenta, en otra sobre nuestro egoísmo. La fidelidad se muestra aquí como un requisito imprescindible a la hora de recibir cariño; parece como si no fuera suficiente que alguien dedique un gesto tierno, sino que además se debe exigir siempre algún tipo de exclusividad.

Por lo demás hay que reconocer la constante belleza de la obra y de su protagonista, que no pierde su apariencia artificial en ningún momento. Pero es posible que lo único que consiga con esto es demostrar lo que no se quería demostrar: que, se diga lo que se diga, los aspectos que más nos avergüenza reconocer como los más deseables, como son la belleza, el dinero o el sexo, siguen siendo los que más nos motivan a actuar de una determinada manera. Por ejemplo, a entrar en una sala de cine a ver una película y no otra.


Share/Bookmark

21 de junio de 2010

Vuvuzela

Este mundial de fútbol nos está dejando una serie de imágenes curiosas sobre un instrumento odiado por todos: la vuvuzela. Hago una recopilación de las más graciosas que he visto por Internet.











Si quereis ver este blog como si estuvieseis en un partido del Mundial de Fútbol, podeis hacerlo desde la siguiente dirección:

http://www.vuvuzela-time.co.uk/cincoyaccion.blogspot.com


Share/Bookmark

2 de junio de 2010

El fin de la inocencia (12 and holding)

¿O acaso es el principio?




Protagonizada por un grupo de niños que comienzan a descubrir el desencanto de la adolescencia, esta película trata de demostrar la fragilidad con la que están construidos muchos de los valores de la cultura occidental. Al igual que ocurre en American Beauty, sus personajes buscan cumplir el sueño americano a toda costa, persiguiendo una felicidad inalcanzable. Y para ello sacrificarán todo lo que sea necesario, siguiendo conductas más propias de la ficción que de la realidad. Pero a diferencia de la obra de Sam Mendes, aquí se acude a los cimientos de toda esta gran mentira: la infancia.

El comportamiento de los pequeños responde en todo momento a las aspiraciones de los mayores, incluso cuando no obedecen sus normas. El ciclo volverá a repetirse, a pesar de haber comprobado que no funciona. Es ley de vida. La vulnerabilidad seguirá apartando a los que estén menos adaptados a su entorno. Al menos mientras no haya una voluntad de cambio en todos.

Destaca la fabulosa interpretación de los jóvenes actores, que consiguen transmitir las inquietudes que experimentan con tantos cambios hormonales. Michael Cuesta, uno de los directores de A dos metros bajo tierra y de Dexter, sorprende en este dramático filme en el que nos invita a echar una mirada hacia atrás y recordar la crueldad de una época por la que, de mejor o peor manera, todos hemos terminado pasando. Quién sabe si ahí es donde deberíamos buscar la raíz de nuestros problemas actuales.


Share/Bookmark