13 de junio de 2013

Hannah Arendt (2012)


Culpable por abandonar el pensamiento

Aunque cueste admitirlo, socialmente existen ciertos temas sobre los que está prohibido, o muy mal visto, pronunciarse. Por ello, en esos casos el pensamiento queda condicionado, cohibido, conduciendo la opinión hacia una espiral del silencio de la que nadie debería salir. Uno de estos tabúes es el del Holocausto. Sin ir más lejos, el diario El País suspendió hace unos años una campaña publicitaria del director Nacho Vigalondo por bromear sobre este asunto.

En Hannah Arendt, la Solución Final es abordada sin tapujos mediante la interpretación del juicio a Adolf Eichmann en la ciudad de Jerusalén. El artículo que publica esta intelectual judía nada a contracorriente de lo que es considerado como políticamente correcto, a pesar de que lo único que hace es abrir una puerta a la reflexión. Porque, ¿hasta qué punto fueron responsables aquellos que colaboraron con el genocidio, cuando lo único que hicieron fue cumplir con la ley vigente en ese momento? ¿O acaso también se debería culpar a aquellos judíos que colaboraron, con la esperanza de salvar sus vidas? La conclusión a la que llega Hannah Arendt es clara: Eichmann es culpable, pero porque su mayor delito fue el de no pensar.

Con esta atrevida obra, Margarethe von Trotta vuelve a tratar los años del nazismo y las consecuencias que ha tenido en la sociedad alemana, como ya hizo anteriormente con La calle de las rosas (2003) o La promesa (1994). La directora ha declarado en el 15º Festival de Cine Alemán que su primera intención fue la de abordar toda la vida de Hannah Arendt, pero que descartó esta posibilidad debido a que no hubiese podido profundizar en ningún aspecto. Finalmente decidió centrarse en estos cuatro años tan importantes, que resumen la esencia de su forma de ser. De hecho, el mayor reto fue el de mostrar al mismo tiempo la frialdad que mostraba profesionalmente y la calidez con las personas que la rodeaban.

Von Trotta cree, además, que si la película ha tenido tanto éxito en su país de origen es debido a que la gente puede sentirse identificada con el caso, ya que actualmente se está dejando a un lado el pensamiento, el cual está siendo secuestrado. Citando a la filósofa sobre la que trata esta biografía, lo más importante es pensar por uno mismo, sin nada a lo que agarrarse.

Estreno en España: 21 de junio de 2013



Share/Bookmark

0 comentarios:

Publicar un comentario