15 de junio de 2014

Susurros tras la pared (2013)


El director Grzegorz Muskala crea un relato de intriga en el que la seducción y el erotismo juegan un papel fundamental en una historia movida por la pasión de sus protagonistas.


La decimosexta edición del Festival de Cine Alemán trae otra apuesta interesante. 'Susurros tras la pared' es una obra que mezcla a partes iguales curiosidad, tensión y angustia a través de un tira y afloja de seducción y erotismo. Al más puro estilo de Alfred Hitchcock, a quien rinde un claro homenaje en varias de sus secuencias, la locura de los acontecimientos va desbordando poco a poco a su protagonista, un joven estudiante poco experimentado al que la impaciencia nubla su sentido racional. 

Con el trasfondo de la sospecha sobre qué es lo que esconde la desconcertante dueña de su habitación, se teje un relato en el que la sexualidad es la impulsora del deseo, pero también del miedo a la incertidumbre. Durante sus 90 minutos se baraja la duda de cuál de las posibles opciones es la acertada y de las consecuencias que tendría sucumbir ante la fantasía de una femme fatale. Y, aunque todos sabemos lo que pasará al hacerlo, no es fácil resistirse a esta tentación cuando está en juego conseguir algo que parece inalcanzable. De este modo se dan pinceladas que dibujan algunos de los instintos animales más primitivos del ser humano.

Su director, Grzegorz Muskala, se presenta así ante el público con una opera prima que le ha servido también para finalizar sus estudios de cine. En la charla posterior a la proyección de la película ha hablado sobre el proceso de preparación de los dos personajes principales, que ha sido muy diferente en cada caso. Mientras que con Vincent Redetzki tuvo que hacer un ejercicio de imaginación, explicándole todo lo que estaba viendo tras la ventana porque todavía no estaban construidos los escenarios y contagiándole su propia locura, con Katharina Heyer se centró más en ensayar las diferentes perspectivas que tenía su relación sentimental, aunque dejando un pequeño espacio a la improvisación. De este modo ha conseguido crear el ambiente necesario para mantener en vilo a toda una sala de cine, a pesar de que fuese producida para el canal de televisión ZDF.


Share/Bookmark

0 comentarios:

Publicar un comentario